Uncategorized

Basílica de Guadalupe

La basílica de Santa María de Guadalupe, llamada oficialmente Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe, es un santuario de la Iglesia Católica, dedicado a la Virgen María en su advocación de Guadalupe, ubicado al pie del Cerro del Tepeyac en la delegación Gustavo A. Madero de la Ciudad de México. Pertenece a la Arquidiócesis Primada de México por medio de la Vicaría Guadalupana que desde 2010 se encuentra al cuidado de Monseñor Enrique Glennie Graue quien tiene el título de Vicario General y Episcopal de Guadalupe y Rector del Santuario.

Es el recinto mariano más visitado del mundo, superado solo por la Basílica de San Pedro. Si bien las cifras que se citan no son uniformes, anualmente unos veinte millones de peregrinos visitan el santuario, de los cuales cerca de nueve millones lo hacen en los días cercanos al 12 de diciembre día en que se festeja a Santa María de Guadalupe. Anualmente, la basílica de Santa María de Guadalupe tiene al menos el doble de visitantes que los santuarios marianos más conocidos, por lo que constituye un destacado fenómeno social y cultural.

La primera basílica dedicada a la Virgen de Guadalupe fue edificada por el arquitecto Pedro de Arrieta, comenzando su construcción en marzo de 1695. El día 1 de mayo de 1709 abrió sus puertas, con un solemne novenario. En 1749 recibió el título de colegiata, es decir, que sin ser catedral, posee su propio cabildo. Su portada es exenta y simula un biombo, las cuatro torres octagonales de sus esquinas (coronadas con talavera amarilla con cenefa azul, lo mismo que la cúpula del crucero) tienen un significado asociado a la Nueva Jerusalén, la Jerusalén de oro, mencionada en el Apocalipsis (Ap 21, 18).

Nueva basílica de Guadalupe

Es un edificio localizado al poniente del Atrio de las Américas y al sur del cerro del Tepeyac. El edificio fue construido a raíz de la necesidad de albergar a la imagen de la Virgen de Guadalupe y permitir el acceso de una mayor cantidad de peregrinos ya que la inestabilidad del antiguo templo lo había vuelto peligroso para su uso. El nuevo edificio fue diseñado por los arquitectos: José Luis Benlliure, Pedro Ramírez Vázquez, Alejandro Schoenhofer, Fray Gabriel Chávez de la Mora y Javier García Lascuráin. Su construcción comenzó en 1974 y terminó en 1976, inaugurándose el 12 de diciembre de ese año. Teniendo forma circular para simbolizar la tienda que albergó el Arca de la Alianza en su marcha por el desierto, el edificio fue construido con concreto armado para la estructura de la cubierta, y con láminas de cobre para el recubrimiento de la cubierta, las que al estar oxidadas le otorgan un característico color verde.

El hecho que el interior sea circular y libre de apoyos (es decir, auto-portante) hace posible que la imagen de la Virgen de Guadalupe se pueda apreciar desde todos los puntos interiores de la basílica. Dicha imagen se encuentra detrás del altar, bajo una cruz de importantes dimensiones, en un muro con acabado similar al plafón. Para una mejor visibilidad de la imagen, se construyó una pasarela por debajo del altar con bandas transportadoras, que permite que los visitantes la puedan apreciar de la mejor forma posible. El altar tiene un acabado diferente, realizado en mármol y está a varios niveles sobre la asamblea, con el objetivo de resaltar ese sector de la planta.

Curiosidades de la Basílica de Guadalupe

  • El exterior simboliza el manto de la Virgen que acobija a quienes van a visitarla.
  • En su interior se encuentra la Tilma de San Juan Diego, el lienzo donde está plasmada la imagen de la Virgen de Guadalupe, entre otros símbolos muestra su embarazo.
  • En su túnica se repite un símbolo náhuatl: la flor nahui ollin que representa la presencia de Dios.
  • La aparición de la Virgen se tiene registrada el 12 de diciembre de 1531.
  • Con un mínimo de tres días de anticipación se puede programar una visita guiada gratuita desde dos personas hasta 35 personas.
  • Al interior de la nueva Basílica se encuentra una imagen en relieve de la Virgen, acompañada de un texto auxiliar en braile, para que puedan tocarla quienes carezcan de visión.
  • La Basílica de Guadalupe cuenta con un museo de arte sacro y religioso: pintura, escultura en mármol y marfil y orfebrería.
  • Anteriormente en el cerro de Tepeyac, los aztecas adoraban a una deidad femenina: Tonantzin, que en náhuatl significa nuestra madre.