Uncategorized

Museo Internacional del Barroco

El Museo Internacional Barroco (MIB) te invita a escuchar el susurro del tiempo. Espacios de concreto que fluyen y desembocan en el diálogo entre el hombre y la naturaleza, en la comunión del aprendizaje y el paseo. El Museo Internacional del Barroco es un museo de arte barroco diseñado por el arquitecto japonés Toyoo Itō y localizado en Puebla de Zaragoza, Puebla, México. Fue inaugurado el 4 de febrero del 2016 por el gobernador del estado Rafael Moreno Valle Rosas.

Antecedentes

El MIB, es un asombroso ejemplo de la arquitectura en libertad. En una extensión de aproximadamente 18,000 metros cuadrados, es posible descubrir, reflexionar y comprender “mediante recursos visuales, gráficos e interactivos y, a través de la exposición de colecciones a nivel internacional, el barroco es la consolidación de nuestra cultura dentro del ámbito de la música, el teatro, la arquitectura, la moda y la literatura.

La característica más llamativa del museo es su edificio, constituido por formas curvilíneas y retorcidas. Se ubica a un costado de la Vía Atlixcáyotl, importante vialidad en una zona denominada Zona Angelópolis. El museo forma parte del Parque Lineal conectando así con el Ecoparque Metropolitano y con el Paseo del Río Atoyac.

Las exposiciones permanentes que se exhiben son:

  • Theatrum Mundi: El mundo como escenario
  • Puebla de los Ángeles
  • El sentimiento barroco: Arquitectura
  • El nuevo orden de los tiempos: Pintura y escultura
  • Las alegorías del saber: Letras y ciencias
  • Deleitar y conmover: Teatro, indumentaria y artes decorativas
  • Artificios del oído: Música y danza

El museo cuenta con una sala que representa la capilla sixtina, y para presentarla, dentro de la sala hay una cúpula y tres pantallas. En ellas se puede observar la capilla por medio de un vídeo mapping.

El video mapping dentro del museo no se encuentra solo en estas salas; hay dos más, un mural en el cual se muestra como fue evolucionando la construcción de las iglesias, y otro mural en el que muestran cómo se vestían los hombres y las mujeres dentro de la época barroca.

El museo cuenta con distintas pantallas interactivas en las cuales se puede ver escritores, arquitectos, pintores, escultores, entre otros; dependiendo de la sala en donde se encuentre uno.

Por otra parte cuenta con una caja de música la cual es muy importante ya que las piezas musicales que se reproducen son adquisiciones del museo y son obras de la época.

Por último cuenta con una sala que representa el teatro, y se proyectan diferentes vídeos alusivos a la época.

Recorrer sus dos niveles de exposiciones es dejarse llevar a través de un manantial que fluye y se libera. El MIB dispondrá de dos niveles. En la primera planta se distribuyen las funciones relacionadas con el espacio expositivo. En este se ubican las taquillas, el guardabultos, la tienda y un punto de información. Desde aquí se comunica con el vestíbulo de las exposiciones. La exhibición permanente contempla la visita a 8 salas expositivas. Además, las 8 salas, más una terraza exterior, se encuentran rodeando un gran patio interior de 1,800 metros cuadrados, donde el visitante podrá descansar de la visita cuando lo necesite. En este gran patio, dominando el espacio, se encuentra una gran fuente de agua cuyo motivo es un remolino. En el Barroco, el agua en movimiento es un tema recurrente.

Una gran escalera es la apertura a la investigación, educación y difusión del Barroco. La segunda planta, accesible a través de una gran escalera y elevadores, dispone de salas relacionadas con la investigación, educación y difusión del Arte Barroco. En esta planta el visitante podrá observar el proceso de restauración de las obras de arte barrocas, consultar la biblioteca especializada, con documentos originales, aprender en las salas del enlace educativo, o deleitarse de los sabores barrocos en el restaurante con una terraza con vistas al parque. También en esta planta se encuentra el Salón Internacional del Barroco, donde se reunirán expertos internacionales en esta época para simposios, etc.