Uncategorized

La Mariposa Monarca

La mariposa monarca es un lepidóptero de la familia Nymphalidae. Su nombre científico Danaus plexippus, que puede traducirse como “transformación” y “dormilón”, haciendo alusión a la metamorfosis de la mariposa y a la hibernación.

La mariposa monarca es una de las mariposas más extendidas por el continente americano, y es única por realizar la larga migración anual a los bosques mexicanos.

Su tamaño oscila entre 9 y 10 centímetros. Los machos más grandes y con una mancha en las alas que no poseen las hembras. Las marcas negras son más pronunciadas en las hembras.

Su hábitat

La mariposa monarca reside en gran parte de Norteamérica, aunque son los grupos que viven al este de las Montañas Rocosas los que realizan la migración a los bosques de México. Las colonias de la costa del Pacífico residen en el mismo lugar todo el año o emigran al sur de California en invierno.

En su hábitat natural necesitan la planta asclepia, comúnmente llamada “algodoncillo”. Las monarcas ponen sus huevos en el algodoncillo, ya que es la única planta que las orugas comen al nacer. Esta planta ofrece a las mariposas una eficaz defensa natural contra los depredadores, ya que hace a la mariposa monarca tóxica, o al menos de mal sabor. Las mariposas adultas sí se alimentan del néctar de otras flores.

Su migración

La migración de la mariposa monarca es única en el mundo de los insectos. Los fríos inviernos del norte de los EUA y sur de Canadá obligan a las monarcas a adoptar una estrategia de supervivencia sin igual: emigrar desde todo lo ancho de un continente hacía apenas unas hectáreas en los bosques de Oyameles del centro de México, donde se concentran por millones.

Después de un largo viaje desde Canadá y Estados Unidos, las mariposas monarca han llegado a Michoacán y al Estado de México. La Reserva de la Biósfera está conformada por más de 16,100 hectáreas que comprenden los municipios de Contepec, Senguío, Angangueo, Ocampo, Zitácuaro y Áporo, en Michoacán; y Temascaltepec, San Felipe del Progreso, Donato Guerra y Villa de Allende, en el Estado de México.

*En Michoacán: Para llegar a los santuarios michoacanos, lo más recomendable es tomar el camino hacia Pueblo Mágico de Angangueo, el cual colinda con el Estado de México, muy cerca de El Oro.

El sitio de hibernación de la Mariposa Monarca se encuentra ascendiendo por la montaña a lo largo de aproximadamente dos kilómetros. El recorrido se puede realizar a pie o a caballo. El santuario tiene un horario de 8:00 a 19:00 todos los días de la semana. El centro ecoturístico cuenta con puestos de antojitos, tiendas de artesanías y baños.

La asombrosa generación Matusalén emprende la migración otoñal al sur, un viaje de casi 5,000 km hasta los bosques de México central, su territorio de hibernación. Pasado el invierno, la misma mariposa inicia la migración hacia el norte, iniciando de nuevo el ciclo anual. Esta generación ha hibernado durante dos meses y ahora deben reiniciar el viaje de regreso. Entre febrero y marzo sus órganos sexuales alcanzan la madurez y antes de partir hacia el norte, se aparean. Las mariposas macho mueren y las hembras emprenden el viaje hacia el sur de los EUA. En marzo es muy habitual encontrar enormes nubes de mariposas en tierras más bajas de los bosques de Oyameles, mientras atraviesan el país en dirección al norte.